Tengo tantos fantasmas

Snapshots

Dimensions approx. by pic (10): 8,50×10,8 cm. Dimensions approx. by piece: 25×35 cm.

“Tengo tantos fantasmas que cuando me miro al espejo no se si soy yo” es un conjunto de retratos intimistas, en el que las personas hablan sin expresar palabras, tras un acabado defectuoso. En ellos, las manchas relucen efímeramente como quien engaña el gusto del jarabe mezclado con zumo de frutas. Una metáfora de todo aquello que guardamos en nuestro interior, pero se refleja en nuestro ser. La cura amarga para nuestra mejor cara.

Un tara que podría limpiarse, disimularse, esconderse u olvidarse. Sin embargo, se remarca evidente, escondiendo personajes que se muestran desnudos, para enfrentarse al análisis del espectador. Pudiendo éste pensar que una mancha permanente en una fotografía, hace que la imagen se tuerza defectuosa, como una enfermedad crónica. En cuyo caso, su cura no es otra que el desecho. Pero cuando “hablamos” de las personas, la mancha es fruto del error, el despiste, la vergüenza, la intolerancia, etc.

Así un deseo puede convertirse en una obsesión. La envidia pasa a ser amargura. La tristeza, el desamparo. Hasta que los fantasmas nublan la propia mirada, aunque su apariencia quiera mantener la compostura. Una neblina que te ciega, transformándote en otra persona.

Fotografías llenas de soledad y tristeza en las que la pose clásica impera un gesto hierático, sin exteriorizar nada de sí. Pero que a la vez, es una barrera para que no se pueda interiorizar en el personaje.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star